En años anteriores nuestro Grupo Municipal – C’s- presentó modificaciones a los presupuestos, sin que se aceptase ninguna de ellas; este año tras analizar la propuesta presentada por el PSC, hemos llegado a la conclusión de que no se puede arreglar con modificaciones sino que debe replantearse de nuevo. Por ello pedimos en el Pleno, que la estructura del Ayuntamiento, de los patronatos y de las empresas municipales se adapte a las nuevas realidades antes de hacerse un nuevo presupuesto 2011.

Estos son nuestros argumentos:

Debe reducirse el número de empresas municipales para reducir gastos.
Debe replantearse la política de medios de comunicación (Gavà TV, Ràdio Sellarés, el Bruguers, etc.)
Debe reducirse el número de asesores y cargos de confianza.
Deben revisarse los ingresos previstos y ajustarlos a la realidad.

Un presupuesto no es rellenar unas casillas de gastos e ingresos, sino que debe ser la explicación de dónde va a obtener ingresos el Ayto. y en qué necesidades se lo va a gastar, pero antes debe haber ajustado los gastos de funcionamiento interno al mínimo para que la mayor parte de ingresos revierta en servicios a los ciudadanos.

No se queden con la propaganda de los que dicen que todo está bien, si quieren saber de verdad en qué se gasta su dinero, el Presupuesto 2011 estará expuesto al público durante 15 días y pueden presentar reclamaciones.
Nosotros como Grupo Municipal de Ciutadans – C’s votamos en contra.

(Artículo publicado en el Bruguers nº 319)